Seguir

¿Qué pasa si un propietario cancela una reserva?

Si tienes una reserva confirmada para cuidar de un perro, el propietario puede cancelar la reserva hasta el día antes de que comience el servicio. 

Dependiendo la antelación con la que se realice la cancelación, se aplicará una política de cancelación u otra:

  • Si el propietario cancela tu reserva con más de 24 horas de antelación al comienzo del servicio, no cobrarás nada por esta reserva y tu calendario quedará disponible automáticamente.

ej: la reserva comienza el 5 de enero. Esta política se aplicará si el propietario la cancela antes del 4 de enero.

  • Si el propietario cancela tu reserva con menos de 24 horas de antelación al comienzo del servicio, cobrarás el 30% del importe y tu calendario quedará disponible automáticamente.

ej: la reserva comienza el 5 de enero. Esta política se aplicará si se cancela durante el día 4 de enero.

  • Si una vez llegada la fecha de inicio de la reserva, el propietario finalmente no va a utilizar el servicio, cobrarás la reserva completa.

ej: la reserva comienza hoy pero al propietario le ha surgido un imprevisto y/o finalmente no va a necesitarlo.

  • Si una vez comenzado el servicio el propietario decide recoger a su perro antes de lo previsto, no recibirá ningún reembolso y cobrarás la reserva completa.

ej: la reserva finaliza el día 10 de enero pero finalmente el propietario llegará antes de lo esperado y recogerá al perro el día 8 de enero.

Importante: La política anterior se rige por motivos ajenos al cuidador. Si la razón de la cancelación implica al cuidador, no se aplicará esa política y será el equipo de Gudog quien estudie cada caso.